POLÍTICA CLIMATÍCA

Emisiones y políticas de México

De acuerdo a la Estrategia Nacional de Cambio Climático (2013), México emitió 748 millones de toneladas de CO2e en el año 2010. Los sectores de transporte y energía fueron los mayores emisores, contribuyendo respectivamente con 166 millones y 162 millones de toneladas de CO2e para ese mismo año. Cabe señalar que las emisiones fugitivas para el caso de petróleo y gas representaron 77 millones de toneladas de CO2e adicionales a las emisiones del sector energía mencionadas anteriormente. Estos sectores fueron seguidos por los sectores de manufactura y construcción, agricultura, procesos industriales, uso de suelo y silvicultura, y residuos. La estimación más reciente de las emisiones para 2013, indican que las emisiones del sector energía (petróleo y gas, y electricidad) fueron de 207 millones de toneladas de CO2e, seguidas por las emisiones del sector transporte (176 millones de toneladas de CO2e) (INECC, 2016). Las emisiones de México durante el periodo 1990 – 2010, han tenido una tasa media de crecimiento anual de 2.6%, alcanzando, en el escenario tendencial (BAU, por sus siglas en inglés), 960 millones de toneladas de CO2e para 2020, y 2,257 millones de toneladas de CO2e para 2050 (INECC, 2013; Gobierno de la República, 2013).

Frente a las crecientes emisiones, en 2009, durante la COP15 de la Convención Marco (UNFCCC, por sus siglas en inglés) celebrada en Copenhague, México se comprometió a reducir el 30% de sus emisiones de GEI contra los niveles del escenario BAU para 2020 y 50% para 2050 con respecto a las emisiones del año 2000. Cabe mencionar que dichas metas están sujetas a la disponibilidad de apoyo internacional. Asimismo, estas metas se convirtieron en objetivos domésticos jurídicamente vinculantes en 2012 con la aprobación de la Ley General de Cambio Climático, la cual adicionalmente incluyó la meta de producir el 35% de energía proveniente de fuentes renovables para 2024. Aprovechando estos esfuerzos, recientemente, México presentó un ambicioso compromiso ante la Convención Marco durante la COP21 en París, donde se llegó a un acuerdo sobre el clima mundial, para alcanzar un pico en las emisiones de GEI en 2026, y reducirlas en un 22% para 2030 y reducir el carbono negro en un 51% para el mismo año (Gobierno de la República, 2015).

Portafolio de política climática

Para lograr la primera meta de una reducción del 30% de GEI contra los niveles del escenario tendencial para 2020, México necesita reducir 288 millones de toneladas de CO2e al año. Aunque ya se han tomado medidas para lograrlo, se necesita incrementar los esfuerzos. En 2014, México introdujo un impuesto al carbono, así como una plataforma para negociar créditos de carbono, y durante varios años ha estado desarrollando programas estatales contra el cambio climático, ampliando la participación de las energías renovables, la eficiencia energética y el transporte sostenible. Sin embargo, se necesitan esfuerzos de mitigación más ambiciosos para lograr reducir las emisiones de GEI.

Ruta crítica

Estamos trabajando para asegurar que exista una ruta crítica de mitigación que establezca la manera en la que se logrará cumplir con la meta para 2020 establecida en la Ley General de Cambio Climático y con los compromisos presentados ante la Convención Marco; así como los pasos que se tomarán, las fuentes de financiamiento y los obstáculos que se deben enfrentar para lograrlo. Además, queremos ver que las contribuciones de mitigación a 2030 presentadas en el acuerdo de París, se establezcan en la Ley General de Cambio Climático y se implementen a más tardar en 2017.

Meta:

México empiece la implementación de su hoja de ruta para 2017, que cumpla con sus metas legales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 288 millones de toneladas de CO2e para 2020 y cumpla sus compromisos con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Esta ruta crítica también debe ser coherente con el logro de las contribuciones previstas determinadas a nivel nacional (INDC, por sus siglas en inglés) para 2030 presentadas en el acuerdo de París.

Para lograr esta meta, ICM está trabajando para alcanzar cuatro resultados iniciales, que son los siguientes:

  1. Hacer posible un entorno político favorable que resulte en una ruta crítica específica de mitigación para 2017.
  2. El desarrollo de medidas técnicas, institucionales, jurídicas, financieras y presupuestarias necesarias para la ruta crítica de mitigación que se preparará y adoptará para 2017.
  3. El desarrollo de un sistema independiente de monitoreo, reporte y verificación de la ruta crítica para permitir una evaluación objetiva de los resultados de la mitigación.
  4. Aumentar el costo político del incumplimiento de los objetivos nacionales de mitigación de México y los compromisos internacionales de mitigación.

Ambición

Queremos que México siga aumentando su nivel de ambición respecto a la mitigación de emisiones de GEI. En primer lugar, debe modificar la Ley de Cambio Climática para incorporar las contribuciones previstas determinadas a nivel nacional (INDC, por sus siglas en inglés) presentadas en París. En segundo lugar, debe hacer que sus metas condicionales de mitigación sean incondicionales para el 2018. Y, en tercer lugar, debe adoptar en 2018 metas ambiciosas de mitigación a 2050.

Meta:

Después de ser proactivo y asertivo en las negociaciones sobre el clima por más de una década, México se ha convertido también en un líder mundial que ha reducido sus emisiones de GEI, y que está en camino de alcanzar las metas de mitigación para 2020 y 2030.

Para lograr esta meta, ICM está trabajando para alcanzar cuatro resultados iniciales, que son los siguientes:

  1. Incorporar los compromisos nacionales de mitigación al 2020 y 2030 de México en la Ley General de Cambio Climático, de manera que se vuelvan obligatorios. Debería haber una indicación clara para el 2018 de que el país está en camino de alcanzar sus metas de mitigación.
  2. Participación de México en la propuesta y en la discusión de medidas más ambiciosas de mitigación post-París a nivel internacional.
  3. Compartir la experiencia de México en el desarrollo y la implementación de la política de cambio climático con la comunidad internacional.

Liderazgo

Queremos aumentar el liderazgo global de México en la lucha contra el cambio climático. Queremos que el país guíe con el ejemplo y muestre una disminución en su tasa anual de crecimiento de GEI en los inventarios de emisiones que presenta ante la Convención Marco. Queremos que las experiencias de mitigación y cambio climático de México sean compartidas a nivel internacional

Meta:

México ha incrementado el nivel de ambición de sus compromisos internacionales para 2018, con una indicación clara y transparente sobre la importancia del papel del apoyo internacional hacia el objetivo nacional para 2030 y más allá.

Para lograr aumentar los niveles de ambición, ICM está trabajando para alcanzar tres resultados iniciales, que son los siguientes:

  1. Entendimiento y reconocimiento por parte del gobierno sobre las implicaciones políticas, económicas y sociales de aspirar a mayores niveles de ambición de mitigación.
  2. Desarrollo por parte del gobierno de planes de los ajustes políticos, técnicos, institucionales, legales, financieros y presupuestarios necesarios para apoyar el nuevo nivel de ambición de mitigación.
  3. Incorporación de los nuevos objetivos de mitigación presentados en París al marco jurídico nacional, incluidas las metas de mitigación por sector.

 

Referencias

Gobierno de la República (2015) Intended Nationally Determined Contribution. Gobierno de la República, México.