“INUNDA TULA DE CONTAMINANTES A MEGALÓPOLIS. ORGANIZACIONES DEMANDAN FRENAR USO DE COMBUSTÓLEO”

  • La Refinería y Termoeléctrica, están señaladas como las más contaminantes del país.
  • Exigen reducir el uso de combustóleo de la planta de generación de la CFE que contribuye al deterioro de la calidad del aire en la Megalópolis.
  • Organizaciones civiles y académicas crearán un grupo de trabajo especializado para dar seguimiento a los impactos de la Termoeléctrica.

CDMX a 4 de Marzo 2020. Grupos de la sociedad civil alertan sobre un pendiente histórico que causa serios problemas de contaminación en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México: la Planta Termoeléctrica de la CFE en Tula, Hidalgo. Esta planta constituye la principal fuente de emisiones de bióxido de azufre y una significativa fuente de emisión de partículas finas (PM2.5) que afectan día a día a la salud de los 20 millones de habitantes de la zona metropolitana de la ciudad de México.

La refinería y la termoeléctrica emiten 33 veces más dióxido de azufre (SO2) que todo el Valle de México. Ambas plantas están señaladas como las más contaminantes del país, y la generadora de electricidad ocupa el segundo lugar entre las 500 empresas emisoras de SO2 que operan en México, Canadá y Estados Unidos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (Inecc), sólo en 2016 –las cifras más recientes que se tienen en la materia– murieron prematuramente en México más de 44 mil personas por exposición a la contaminación del aire.

Stephan Brozdiak de El Poder del Consumidor destacó que si logramos que la planta de la CFE de Tula utilice solamente gas como combustible y deje de usar combustóleo, se reducirán las enfermedades respiratorias y la mortalidad prematura en la Zona Metropolitana.

“El material particulado se va hacia los alveolos pulmonares, es tan pequeño que pasa al torrente sanguíneo y el bióxido de azufre, agrava enfermedades pulmonares”, detalló.

Ahora que gobierno y sociedad civil entrarán a revisar juntos los criterios para decretar contingencias ambientales, es importante identificar cuáles son las fuentes que contribuyen con las mayores emisiones de contaminantes que afectan la salud.

Adrián Fernández de Iniciativa Climática de México expuso que México cuenta con por lo menos 20 años de datos de monitoreo atmosférico y ejercicios de modelación, así como ejercicios de campo de gran escala como la Campaña Milagro, que permitieron demostrar de manera muy consistente que las emisiones generadas en el complejo industrial de Tula, Hidalgo y en particular la operación permanente de la Planta de generación de la Comisión Federal de Electricidad contribuyen de forma muy importante al deterioro de la calidad del aire en la Megalópolis.

Por las razones arriba expuestas los grupos de la sociedad civil integrantes del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire (OCCA) solicitan a la Secretaría de Energía (SENER) y a la CFE que se comprometan a poner en marcha de forma inmediata un plan que permita dotar de suficiente gas natural a la planta termoeléctrica para que pueda operar en un 100% con este combustible y que se cancele de manera definitiva el uso de combustóleo en esta instalación.

Con esta medida mejorará de forma significativa tanto la calidad del aire en la región de Tula-Tepeji como en el total de la Zona Metropolitana del Valle de México.

Los representantes de los ONGs adelantaron que en breve se conformará un grupo de trabajo especializado junto con distinguidos académicos para dar un seguimiento puntual a los impactos causados por la Termoeléctrica y para insistir en la urgencia de cancelar por completo el uso de combustóleo en la planta termoeléctrica.

Deja un comentario