ICM proporciona asistencia técnica, elabora recomendaciones de políticas públicas, y fomenta la participación de diversos actores para demostrar los beneficios de descarbonizar el sector de energía de México. La prioridad estratégica de ICM es lograr una mayor incorporación de energías renovables en línea con los objetivos de energía limpia de México establecidos en la Ley de Transición Energética (LTE) y de mitigación de las emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero del sector eléctrico comprometidos ante el Acuerdo de París. ICM colabora con diversos hacedores de políticas públicas a nivel federal y estatal, tanto en la planificación, como en áreas específicas como: la generación distribuida, la eficiencia energética, el suministro calificado, la electromovilidad, la energía solar térmica, y otros temas relacionados. Además, ICM analiza los problemas sociales relacionados con los proyectos de energías renovables y propone soluciones para aprovechar la transición energética como un instrumento de desarrollo social.

Estrategia de la DESCARBONIZACIÓN
del Sector Energía

Promover la descarbonización del sector energético en México para contribuir a la lucha contra la emergencia climática a través de una mayor participación de las energías renovables y la eficiencia energética.

ESTRATEGIA 1
Porcentaje de generación de energía limpia

La LTE mandata que en 2024 la matriz energética de México alcance el 35% de generación limpia. Esta misma meta se estipula en la Ley General de Cambio Climático. El carácter obligatorio de esta cifra aplica a los participantes del Sistema Eléctrico Nacional quienes, de no cumplirla, se verán afectados por sanciones económicas determinadas en disposiciones reglamentarias. ICM se hace eco de esta meta cuya inscripción en la LTE es el resultado, entre otros, de la gestión que esta organización hizo desde 2013 ante el Congreso y otros actores relevantes.

Metas

· Alcanzar la meta establecida en la LTE de 35% de generación de energía limpia para 2024.

· De este porcentaje, alcanzar una participación de 5% de generación con energía solar y 10% con energía eólica para 2024.

· Reducir 100 MtCO2e al 2030 del sector eléctrico

· Planeación sombra del Sistema Eléctrico Nacional para visibilizar el potencial renovable y su incorporación a la red, tanto en el plano nacional como regional.

· Desarrollo e implementación de mecanismos financieros y de financiación para apoyar los proyectos públicos y privados de energía renovable.

ESTRATEGIA 2
Capacidad instalada de generación solar distribuida en México

ICM estima que las condiciones de la generación distribuida posibilita alcanzar la meta aquí descrita por las condiciones favorables que se tienen en cierto sectores de la actividad económica. Las tasas de crecimiento de esta actividad permiten prever que esta meta es alcanzable en el corto y mediano plazo. Existe un potencial mucho mayor a nivel residencial, pero se necesita que el subsidio eléctrico, del que ahora gozan el 99% de las viviendas, se transforme en inversiones de techos solares para hacer cada casa autosuficiente para que ya no requiera subsidio. En esa línea ICM está trabajando en varios proyectos para refocalizar el subsidio.

Metas

  • Tener una capacidad instalada de 1,762 MW en 2021 y 2,651 en 2023
  • Creación de una ruta crítica para la generación distribuida para 2024
  • Entrada en vigencia de los instrumentos reglamentarios necesarios para la generación distribuida. Se requieren especificaciones de componentes y certificados para los para empresas desarrolladores e instaladores. A la fecha ICM ha introducido dos nuevos estándares (supervisión y ventas) y se está buscando un tercer estándar de diseño.
  • Establecimiento de mejores prácticas ante la ausencia de normas oficiales mexicanas en temas de diseño de estructuras de soporte y otros puntos vitales para los techos solares.
  • Establecimiento de mecanismos financieros y fiscales para los usuarios de generación distribuida y la cadena de suministro. Esto incluye la reorientación de los subsidios para apoyar la viabilidad financiera de la generación distribuida.

ESTRATEGIA 3
Meta de eficiencia energética

Algunas medidas de eficiencia energética son un ingrediente vital que permite disminuir la demanda de energía de forma costo-efectiva. El reto en esta meta es identificar las fuentes de financiamiento y los mecanismos de implementación que permitan lograrla.

Metas

• Reducir la tasa de intensidad energética de manera anual en 1.9% hasta 2030 y en 3.7% para el periodo de 2030-2050.
• Para 2021, incrementar hasta 40% de la eficiencia energética por la reducción en el uso de los aires acondicionados fijos.
• Creación de una ruta crítica, diagnósticos y líneas base para la eficiencia energética para 2024.
• Establecimiento de nuevas normas de eficiencia energética en los sectores de acondicionamiento de aire en línea con la Enmienda de Kigalli.
• Apoyo a la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE) y a otros reguladores para hacer cumplir el marco regulatorio de eficiencia energética.
• Establecimiento de mecanismos financieros para las iniciativas de eficiencia energética y la cadena de suministro.